Relanzan la campaña «Los alimentos no se tiran»

Estudios indican que anualmente se desperdicia un 30% de los alimentos producidos a nivel mundial, siendo una de las mayores fuentes de emisiones. La lista es encabezada por las frutas y verduras, luego le siguen cereales y carnes, y posteriormente los lácteos.

Miles de millones de toneladas de alimentos terminan en la basura o se malogran durante el transporte a los mercados en toda la cadena. La producción y manufactura de alimentos consume recursos naturales, económicos, energéticos y humanos.

Por tal razón, los alimentos no deben desperdiciarse, sino que se deben consumir responsablemente. En el ámbito doméstico también es posible evitar desperdiciar alimentos comprando sólo lo necesario para el consumo y conservándolos en la heladera.

«Los alimentos no se tiran»

El miércoles 29 de septiembre, equipos de la Dirección de Gestión de Residuos del municipio comenzaron a recorrer verdulerías del centro de la ciudad con el fin de invitar a los comercios a sumarse a la campaña «Los alimentos no se tiran».

Con el objetivo de reducir el desperdicio de alimentos y generar conciencia para disminuir la cantidad de residuos generados, la propuesta convoca a verdulerías a destinar un sector del local para ofrecer al público mercadería que se encuentra algo más madura o al límite de ser desechada, a un precio inferior al habitual.

En ese sentido, los locales se sumaron con adhesivos identificativos y afiches con la leyenda de la campaña: «Los alimentos no se tiran». Cabe remarcar que la iniciativa continuará en los próximos días para lograr adhesiones en toda la ciudad.

“Hoy (por ayer) es el Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, una fecha para reflexionar sobre la gran cantidad de alimentos que se pierden o desperdician a causa de prácticas inadecuadas o malos hábitos de consumo. Una persona desperdicia entre un kilo y un kilo y medio de alimentos por semana. Si bien es un problema de escala global, cada uno desde su lugar puede aportar para revertirlo; el consumo responsable es fundamental”, expresó la subsecretaria de Ambiente, María Cantore.

“Rosario asumió el compromiso de trabajar en pos de evitar el desperdicio de alimentos. Desde el Ejecutivo venimos implementando acciones y campañas de sensibilización para concientizar a la población sobre el tema. Entre las múltiples acciones se destacan el programa Recupebar que el mes pasado recuperó 12.500 kilos de frutas y verduras (en el Mercado de Productores) y la guía para reducir el desperdicio de alimentos, con recomendaciones y prácticas que promueven el consumo responsable, logrando aprovechar mejor los alimentos”, manifestó la funcionaria municipal.

Cabe remarcar que las pérdidas y el desperdicio de alimentos son un obstáculo para la seguridad alimentaria y tienen además un gran impacto sobre la economía y el ambiente, ya que al producir alimentos que no se consumen, se desechan recursos, muchos de ellos no renovables.

Desde el área recordaron que los comerciantes que deseen tener más información al respecto o adherir a la campaña puede escribir a separe@rosario.gob.ar

A %d blogueros les gusta esto: