lunes, mayo 20, 2024
Ambiente

El municipio lanza el programa Comunidad Orgánica

El objetivo es crear una red para fomentar la separación de residuos orgánicos y el compostaje en hogares, instituciones y espacios públicos. Cupos limitados e inscripción obligatoria.

El municipio, a través de la Secretaría de Ambiente y Espacio Público, lanza Comunidad Orgánica, una iniciativa que impulsa la conformación de una red de hogares e instituciones promotores de la separación de residuos orgánicos y hacedores de compost.

El proyecto tiene entre sus objetivos alentar la separación de residuos orgánicos y la producción de compost en hogares e instituciones, así como también reducir la cantidad de desechos que se generan y que luego se envían a disposición final.

“La política pública del municipio en materia de residuos busca fortalecer la separación en origen. El 58,4 % de los desechos que se generan en el hogar son restos orgánicos” expresó Nicolás Mijich, secretario de Ambiente y Espacio Público.

“Comunidad Orgánica se enmarca dentro de las acciones implementadas para lograr una reducción en los residuos urbanos, en sintonía con las nuevas metas del proyecto de modificación para la Ordenanza Nº 8335/2008 enviada al Concejo y con el Plan Local de Acción Climática Rosario 2030”, agregó el funcionario municipal.

“Queremos avanzar en la valorización de estos residuos para disminuir lo que generamos y enviamos a relleno sanitario. En Rosario, el compost vuelve al espacio verde, los residuos orgánicos que separan los barrios verdes y los grandes generadores hoy se transforman en compost en el centro ambiental y vuelve a las plazas de la ciudad”, concluyó.

¿Quiénes pueden sumarse y cómo?

Vecinos y vecinas que residan en casa o ph (propiedad horizontal)

Para adherirse tienen que completar el siguiente formulario. Confirmada la inscripción, deberán realizar dos capacitaciones obligatorias sobre gestión de residuos en el hogar; una vez aprobada dicha instancia, recibirán el kit de compostera, cesto y material informativo.

En esta primera etapa, se abrirán cien cupos y el taller se dictará los sábados 15 y 29 de abril de 10 a 12 en el Mercado del Patio (Cafferata 729); los vecinos y vecinas que residan en edificios también podrán sumarse a Comunidad Orgánica. En este caso, la inscripción se realizará a través del consorcio, quien además deberá cumplir con las capacitaciones y requisitos obligatorios.

Instituciones

Deberán inscribirse siguiendo el siguiente enlace. En esta oportunidad, habrá veinte plazas disponibles: diez para instituciones de la ciudad y otras diez para entidades municipales. Con respecto a los requisitos, todas deberán tener un perfil marcadamente social y un fuerte vínculo con la comunidad donde se emplazan. En ambos casos, las entidades deberán realizar y aprobar dos capacitaciones obligatorias.

Compostar en comunidad

Como parte del programa, el municipio instalará composteras comunitarias en espacios verdes para la recepción de orgánicos. Esta acción se suma a las iniciativas en marcha para tratar los residuos orgánicos que se generan a diario en la ciudad. Se trata de una primera experiencia para que vecinos y vecinas del barrio puedan llevar y disponer sus desechos orgánicos. El compost obtenido se utilizará para abonar espacios verdes de la ciudad y huertas urbanas.

Cabe remarcar que, durante todo el año, se realizará un seguimiento de los miembros de Comunidad Orgánica que incluirá diferentes propuestas: encuentros de formación sobre compostaje, capacitaciones para el armado de huertas en el hogar, voluntariados ambientales, visitas guiadas al Centro Ambiental de Tratamiento de Residuos, a Huertas Urbanas y al Bosque de los Constituyentes.

Compostar

El compost es un abono con alto contenido de nutrientes, mejorador de suelos y que se obtiene mediante la descomposición de residuos orgánicos (cáscaras y restos de frutas y verduras, yerba, café, saquitos de té).

Aproximadamente el 50% del peso de los residuos que se generan en una casa son orgánicos. Si este residuo lo usamos de manera productiva para elaborar abono, se convierte en un insumo de gran valor. De este modo reducimos la gran cantidad de residuos que se vuelcan al sistema de recolección de la ciudad y su posterior acumulación en rellenos sanitarios.

También, es un eje importante porque el 20% de las emisiones de GEI proviene de la descomposición de residuos orgánicos en el relleno sanitario. Al hacer compost se reducen notablemente esas emisiones, colaborando con la mitigación del cambio climático.

A %d blogueros les gusta esto: